Select Page

En el aspecto laboral existen dos grandes rubros, básicamente, serían los que definen realmente lo que es el trabajo desde tiempos antiguos, por un lado tenemos aquellas personas que dedican su tiempo laboral para cubrir los objetivos de una empresa, horario establecido, con periodos de vacaciones bajo aprobaciones y sueldo acordado al inicio de la relación laboral, los otros, son los que definen los objetivos, usualmente están en la búsqueda de expansión del negocio y controlan gran parte del mismo, sí, estamos hablando de los empleados y empresarios, a continuación vamos a analizar los pro y contras de cada uno de ellos.

Empecemos por conocer qué son, los empleados son aquellos que trabajan, bajo un sueldo preestablecido en una empresa sea de servicios públicos o privados, usualmente los empleados se enfocan en áreas específicas de la empresa en función a su experiencia o profesión, del mismo modo, cargos altos en empresas como supervisores, coordinadores o gerentes también se consideran empleados siempre y cuando no formen parte de alguna junta directiva, estos al igual, son asignados a sus roles en función a su experiencia.

Los empresarios por su parte, son aquellas personas que deciden emprender una empresa o negocio cuyos dueños son ellos o bien, comparten acciones del negocio con otras personas, los empresarios suelen ser calificados como los emprendedores, sin embargo, emprender conlleva más que el hecho de formar una empresa.

¿Es mejor ser un empleado o un empresario?

La verdad es que todo depende de las metas que como persona te traces, cada uno tiene sus objetivos personales y misión de vida. Claramente en términos económicos, uno puede generar más dinero que el otro pero en función a otro tipo de comparativa, ambos tienen sus ventajas y desventajas, por ejemplo, un empleado sabe que tiene un horario definido o casi siempre, por lo que el resto del tiempo lo puede dedicar a su familia o a cualquier otra actividad que guste, sin embargo, un empresario es una persona altamente comprometida con su negocio, al principio cuesta mucho desligarse e incluso establecer horarios de trabajo por lo que su tiempo libre es corto.

El sueño de muchos empleados es lograr ser un empresario exitoso, lograr esa independencia económica y trabajar en función a nuestros objetivos, en realidad no es una tarea fácil, si lo fuera todo el mundo sería un empresario, esto requiere entre muchas cosas de un buen capital para iniciar, personas a tu lado que apoyen y soporten tu idea, uno de los factores más importantes para ser un verdadero empresario, es que debe apasionarte lo que haces ser perseverante y paciente para cumplir con tus objetivos, si eres un empleado con ganas de lograr algo más, no temas, enfócate en aprender todo lo necesario y a crecer dentro de tu trabajo, que con toda esa experiencia adquirida logres ser un día el empresario que esperas.

Recuerda, Roma no se construyó en un día

Photo by Solomon Hsu on Unsplash