Select Page

Un soñador, ese individuo cuya imaginación no tiene límites y su esperanza funciona como combustible, los soñadores tienen la característica de vivir creando el futuro  perfecto, plasmando sus anhelos, justo como desean que sean alcanzados, un soñador está motivado por el inmenso deseo de hacer realidad sus sueños.

Todos podemos ser soñadores pero hay un elemento que los distingue: La acción. Solo imaginar y quedarnos en el sueño no es suficiente para alcanzar el éxito, que en este caso es lograr lo que soñamos. Un soñador genuino imagina la meta e imagina la forma de llegar a ella, visualiza los pasos necesarios para alcanzarla y proyecta el camino que debe seguir para lograrlo. Un verdadero soñador no parará hasta lograr sus sueños y para esto es necesario contar con una serie de actitudes que le distinguen y le ayuden a lograr su cometido.

Actitudes necesarias para alcanzar tus sueños:

  1. Motivación: La energía que nos mueve a hacer las cosas, mientras estemos motivados no nos detendremos, aun y cuando la motivación puede fluctuar; un soñador siempre debe encontrar la manera de motivarse incluso en las situaciones adversas.
  2. Resiliencia: necesitamos ser resilientes para levantarnos de las caídas, y aprender de ellas. Saber que  pueden suceder cosas que se nos escapan de nuestro control y que no debemos permitir que éstas dominen la situación o nuestras vidas.
  3. Empatía: ser soñador no significa ser egoísta, es necesario ponerse en el lugar del otro, conocer qué siente y cómo fue su camino en la vida, ser empático nos permite entender al otro y aprender de sus experiencias.
  4. Pasión: la increíble sensación de hacer lo que apasiona, desarrollar amor y entrega por lo que se hace de una forma que fortalezca el compromiso con nuestros sueños.
  5. Equilibrio: Tener la consciencia de que los excesos pueden ser dañinos, saber que el descanso, el disfrute y compartir con los seres queridos es importante. Encontrar el equilibrio entre el sueño y la vida.
  6. Confianza: Creer en que cada acción realizada tendrá una consecuencia positiva, incluso en el peor de los casos; no titubear ni invertir mucho tiempo dudando, confiar en nosotros mismos y en nuestro entorno es clave para alcanzar los sueños.
  7. Liderazgo: Estar conscientes que para alcanzar nuestros sueños necesitaremos de otras personas y la mejor forma de trabajar en equipo es liderando, guiando de forma integradora a quienes participan en pro del logro.

Las actitudes definen nuestras acciones y nuestra manera de actuar ante situaciones determinadas, estas son adquiridas, no nacemos con ellas, por lo que tenemos la capacidad de aprenderlas y desarrollarlas, del mismo modo que podemos modificar aquellas actitudes que no nos ayudan a avanzar, no todas las actitudes son positivas pero es alentador saber que siempre tendremos la capacidad de mejorarlas.

Algunas actitudes que debemos evitar

  1. Interés: anteponer los intereses personales antes que el bien común, no medir las consecuencias que pueden afectar a otros.
  2. Pasividad: no tomar las riendas de lo que se desea alcanzar, ser pasivos es quedarnos de brazos cruzados lamentándose de que las cosas buenas no nos suceden.
  3. Pesimismo: tendencia a ver todo desde su aspecto más negativo,  percibiendo la vida de manera errónea, desaprovechando las oportunidades de crecer y salir adelante.
  4. Conformismo: creer que lo que tenemos es suficiente y agradecer por ello es de alguna manera una forma de bloquearse a sí mismo, evitando crecer. Aspirar grandes cosas no es algo negativo.

Vale la pena reflexionar sobre nuestras actitudes, y cómo estas nos acercan o nos alejan de la meta, de cumplir los sueños que deseamos alcanzar. Y tú ¿eres un soñador verdadero? ¿Qué tan cerca estar de alcanzar tus sueños?